Prevención de accidentes acuáticos

Durante el verano, mucha gente se retira de la ciudad con diferentes destinos. Algunos van a la playa, al campo y otros a algún lago. Se debe tener ojo con todos los miembros de la familia, ya que cualquiera puede tener un accidente en el agua.

Especial cuidado hay que tener con los menores de edad, ya que un tercio de los accidentes acuáticos afectan a niños en edad preescolar. En Chile estamos dentro de los países más afectados, según un estudio hecho por la OMS (Organización Mundial de la Salud), por accidentes de inmersión en el agua.


Existen varios consejos para enseñarles a los menores a comportarse en zonas donde el riesgo de ahogarse es alto para ellos. 

Cuidados en la playa:

 En el mar, la primera observación que deben tener es la potencia de la corriente del mar. El primer consejo es tener el mayor respeto por el mar y por el lugar donde toma el baño.

Hay que tener cuidado al elegir el lugar donde bañarse, es de suma importancia usar siempre las zonas autorizadas, donde están los salvavidas y no desesperarse en el caso de que tenga algún impasse.


María Alicia Ribes resalta que además de todas las medidas anteriores “es necesario que los padres o la persona que esté a cargo de los niños, estén pendientes”. La idea es seguir mejorando las cifras de un estudio hecho por Salvamento Marítimo de Chile (SMCH), donde se afirmó que los accidentes en el mar bajaron en un 35% del verano del 2008 al verano del 2009.
El estudio además afirmó que los ahogados en el mar, son bañistas poco prudentes que no hacen caso a los salvavidas y se bañan en zonas no autorizadas.

Peligros del río: 

En el río la corriente es muy fuerte, por lo que la posibilidad de que ocurra un accidente es muy grande. Se aconseja bañarse en lugares más tranquilos como los pozones, donde elementos naturales o artificiales frenan la corriente armando “piscinas” bastante seguras para el baño.

Por otra parte es necesario tener conocimiento de lo peligroso que son los ríos, ya que la corriente arrastra con fuerza a quienes caen en ellos, alejando a la persona de la ayuda inmediata.

Incluso los ríos más tranquilos presentan peligros ya que es común que presenten zonas rocosas donde los bañistas se pueden caer, lo que se puede transformar en lesiones en los pies que los dejen imposibilitados de nadar o golpes en la cabeza que los hagan perder el sentido.   
 
 

El lago y sus riesgos:

El lago también tiene riesgos que se deben prevenir. Uno son las embarcaciones que pueden pasar cerca de los bañistas; un golpe de un bote de madera o de una moto de agua puede producir un accidente con gran dificultad de rescate, ya que el lesionado tiene menor capacidad de cooperar en su rescate. En los últimos años, los accidentes en los lagos han aumentado alrededor de un 25%, especialmente en el Lago Vichuquén, Panguipulli y Ranco, la mayoría por accidentes entre embarcaciones y nadadores.

 

“En cualquiera de los lugares que se elija para nadar y divertirse, es siempre muy importante el respeto y la prudencia para evitar accidentes”, dice la enfermera HELP, Alicia Ribes. En esta línea hay dos aspectos generales que son fundamentales: el consumo de alcohol y los baños después de comer. El consumo de alcohol, es peligrosísimo en los bañistas, ya que es una de las causas principales de los ahogos por inmersión. Es que por un lado, los bañistas cometen más irresponsabilidades, además que disminuye su capacidad física y estado de alerta al estar bajo los efectos del alcohol.

Respecto a las comidas antes de bañarse, es vital reposar antes de entrar al agua, ya que los riesgos de tener calambres son altísimos. María Alicia Ribes, enfermera de HELP, recomienda un tiempo de reposo que dure entre 45 minutos y una hora “para completar el proceso de digestión”.

Tenga presente estas medidas de precaución, para que este verano no tenga accidentes que lamentar y pueda disfrutar junto a su familia de unas reponedoras y seguras vacaciones.

Comentarios

No hay comentarios aún.

Deje un Comentario

(requerido)

(requerido)






Otros artículos